Facebook Twitter Google +1     Admin

Delegar y eludir

20160215212748-image.jpegEsta nota trata de poner en relieve que a la democracia, la colocan en crisis funcional aquellos políticos que no la utilizan como herramienta para valorar la actividad cívica y por ende, mejorar la calidad institucional.
Situándose en análisis de la historia reciente de nuestra ciudad, no resultó necesario haber ocupado cargo alguno municipal, provincial o nacional, para haber conocido casi con certeza, los desaguisados políticos y económicos de las últimas administraciones municipales peronistas que dicho sea de paso, tenían como único objetivo, el de convertir a su máximo referente local de esa agrupación, en candidato a presidente de la nación.
Hemos presenciado obras que no se culminaron por falta de recursos, otras que habiendo recibido el dinero no se iniciaron, superpoblaron el municipio con contratos laborales precarios mientras a su vez, exhibían progresivamente y sin pudor los funcionarios, el aumento de su patrimonio, desenvolviéndose socialmente en consecuencia.
Claro que cuando esto iba ocurriendo y a lo largo de muchos años, los hombres de la política que ejercían cargos provinciales y municipales, encontrándose en condiciones empíricas de detectar y establecer estrategias de difusión y acción ante la sociedad de lo que ocurría, no lo hicieron.
Estamos convencidos que los chivilcoyanos cambiaron de gobernantes por propia voluntad y ésta voluntad, determinada por una evaluación de la realidad y no por persuasión generada desde los estamentos políticos.
Ahora bien, si es lamentable participar como espectador de un debate entre políticos locales y consistente en atribuirse quién o como, se destrabaron los fondos para las alicaídas arcas municipales, también es lamentable, proponer la creación de una comisión que investigue sobre irregularidades o delitos ocurridos dentro del municipio, cuando son los propios funcionarios actuales como testigos históricos calificados, los que deben encabezar la investigación.
Por supuesto que estamos de acuerdo que se investigue, pero discrepamos en el método elegido por el intendente, dado que son las propias autoridades municipales las que deben ponerse al frente de la investigación y no delegarlo en terceros que desde luego, carecen de responsabilidad ante la sociedad.
Delegar la propia competencia, sugiere cierta debilidad pero a la vez implica tomar distancia entre las eventuales conclusiones de la comisión y la determinación política que se asuma al respecto, teniendo en cuenta que tanto el gobierno investigado como el actual, pertenecen al mismo signo político como peronistas, independientemente del sector que alegan pertenecer.
Si en política se pretende que algo no funcione, hay que crear una comisión.
Lunes, 15 de Febrero de 2016 17:38 Luis María Mariano #. Política Local

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris