Facebook Twitter Google +1     Admin

Ni Soberbia ni orgullo, simplemente un poco de amor propio.

20061026141226-mitin-ucr-1889.jpg

Distinguiendo entre los tres conceptos, concluiríamos que la soberbia y el orgullo, son estados del espíritud más graves que el amor propio. Tanto la soberbia como el orgullo, no admiten correcciones. En cambio el amor propio, es el elemento importante para llevar una vida plena. Permitiéndonos crecer con seguridad, valor, respeto y satisfacción de uno mismo.

La dirigencia radical actual, tiene tres vertientes públicas diferenciadas en miras a las próximas elecciones. Están aquellos que débilmente piensan, que nada pueden aportarle o criticarle al gobierno nacional actual y sumisamente se someten a su directriz política. Una segunda corriente dirigencial -sin debate interno-, considera realizar una alianza con un sector del otrora justicialismo y llevar un candidato de esa extracción. La tercera, enarbola la postura de llevar candidatos propios, pero ... .

El Radicalismo es la corriente histórica de la emancipación del pueblo argentino. Es la Revolución de Mayo en el pensamiento de Manuel Belgrano y de Mariano Moreno. Se nutre de sus sentimientos, pasiones e ideales, manteniendo una fe, que no guarda consonancia con el espíritu oportunista y utilitario en boga en estos tiempos. Es un fenómeno revelador del alma nacional de defensa de la libertad, igualdad y justicia como elementos del espíritu argentino.

De ninguna manera se comparten las dos primeras posiciones que, más allá de transgredir la doctrina partidaria, privilegia a los hombres circunstanciales por encima del partido. Los primeros para permanecer en el efímero poder que poseen y los segundos merituando, que el eventual potencial del socio político, posibilitaría acceder a algunos cargos.

Sostenemos que la crisis del radicalismo, está sustentada en una crisis propia de dirigentes que se consideraban mas importantes que el partido mismo y en pasadas circunstancias, la estructura partidaria que manipulaban con su caudal electoral, le permitían conservar su estatus por años. Desconsideraron tanto las opiniones como las acciones de dirigentes del interior y de los propios afiliados. Vulgarmente hablando, hicieron de tapón metodológico impidiendo el desarrollo federalista como fuente de desenvolvimiento de nuestro partido.

No podemos cambiar ciertas mentalidades pero sí, con un poco de amor propio nuestra actitud. Pensemos en que podemos llevar adelante el pensamiento emancipador inconcluso de la Revolución de Mayo, con la doctrina radical. Pensemos también en colocarle límites a aquellos dirigentes que viven la inmediatéz de las internas, desprovistas de enfoques doctrinarios y dejemos paso a nuestro ímpetu, con metas a mediano y largo plazo sin el aturdimiento de las elecciones ni de las encuestas.

A pesar de todo, la U.C.R. existe y mientras en este país, no brille la libertad, la igualdad y la justicia por el impropio accionar de los gobernantes que acceden al Estado, obrando en desmedro de la sociedad, tenemos mucho trabajo que realizar para cumplir con el deseo de nuestros próceres.

Jueves, 26 de Octubre de 2006 10:12 Luis María Mariano #. Política Nacional

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Marbell Ravaglia

Hola Luis, creo que tanto la UCR como los demas partidos gozan de un gran amor propio y adolecen de autocritica, algo que cada partido considera obligacion del adversario pero no propia, de todas maneras si solo fuera cuestion de amor propio y autocritica, no costaria tanto, como vos decis : si esos ideales , que fueron los de nuestros admirados proceres, fueran sacados del ostracismo y miradaos con la admiracion que merecen y sin un solo atisbo de calculo e interes propio, no solo la UCR volveria a sus origenes de honestidad y construccion sino que todos veriamos esa luz a lo lejos que por ahora parece un espejismo.

Fecha: 28/10/2006 06:38.


gravatar.comAutor: Luis María Mariano

Gracias Marbell por tu opinión. Al amor propio que nos referíamos en la nota, es precisamente el que carecen algunos dirigentes del radicalismo que desvalorizándose, buscan un candidato de otro partido. Con respecto a lo demás afirmado, lo comparto y te digo que la "autocrítica", parece ser un valor ausente en todo el conjunto social, desde hace años.

Fecha: 29/10/2006 11:53.


gravatar.comAutor: Martin D'Ana

Hola Luis. Si tomas a bien mi comentario, yo pienso que tanto el radicalismo como otros partidos considerados tradicionales, estan oy en "bancarrota" de votantes. Esta}o se debe a haberse malogrado consecutivamente muchos periodos gubernamentales en los que la gente puso su confianza e ilusion y fue desepcionada.
Desepcion. Es lo que algunos dirigentes transfieren en esas actitudes que comentas.
Lo que seria fructifero verdaderamente, es que estos partidos replanteen su papel en la politica general, y evaluen sus falencias para repararlas o intentar hacerlo, evaluar que se hizo bien o mal y corregir lo mal hecho partiendo desde la ideologia hacia los hechos, si el pueblo, al ver el cambio, la renovacion y la dinamica vitalidad que ace de este replanteo de actitudes, decide nuevamente confiar.
Votar es confiar. Y muchos jugaron con le confianza y la ilusion. Hoy el pueblo desconfia. Habra que ir a la caza de la nueva confianza, que sin duda, el arma capaz de atraerla sera una gra refundacion donde se hagan a un lado los viejos diosaurios, y emerja la juventud con ideales y fuerzas, con proyectos e ideas renovadas, renacidas.
Los viejos intetan acallar a los nuevos. Y esto es lo que los esta descalificando, la pelea por un escaño o sillon, la pelea de intereses particulares, y no la competencia entre proyectos para ver cual es mas beneficioso para el pueblo. El pueblo recobrara asi la confianza y mediante el bendito sufragio, oportunidad tendran de cambiar antiguas desepciones por nuevos aciertos.

Fecha: 03/11/2006 11:28.


gravatar.comAutor: Luis Mariano

Gracias Martín por tu comentario. Sostengo que la crisis en de los dirigentes y no del partido político. Ejemplificando, el automotor sería el partido político y el conductor, serían los dirigentes. En esa línea, el automotor o partido político en su doctrina, está intacto por lo que todavía, puede brindarle mucho al páis en su conjunto independientemente, de los hombres que lo dirigen.
Está en cada uno de nosotros el seleccionar los mejores hombres para que conduzcan e interpreten mejor la doctrina en beneficio de la sociedad.

Fecha: 06/11/2006 16:39.


Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris