Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2007.

Conociendo el orígen del radicalismo

20070704202826-leandro-alem.jpg

Decía Lin Yutang "Hay dos maneras de difundir la luz... ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja". Cerca a cumplir un año mas de la declaración de la independencia, es válido refrescar los fundamentos que dieron orígen a la Unión Cívica Radical que, sin ser la lámpara, nos aproximaremos a ser el espejo.

Antes de su fundación, Leandro Alem juntos a otros destacados políticos, suscribe el manifiesto del "Club Igualdad" plasmándose ahí, los conceptos filosóficos y teológicos de la doctrina radical que Alem, mantuviera durante toda su vida.

Expresaba que los ideales de Mayo no se habían cumplido, porque en vez de practicar la libertad, se habían dejado gobernar por dictadores y caudillos; y que, la grandeza de los pueblos, proviene de la libertad que es un don precioso del cielo que se adquiere con sacrificios. Dos claras afirmaciones se destacan. Por un lado, las convicciones anticaudillísticas y por otro, la teológica católica en la formación espiritual y política.

Sigue diciendo el documento, que debe triunfar políticamente la "Libertad, la Justicia y la Igualdad", en contrario al paradigma de la Revolución Francesa que afirma la "Igualdad, Libertad, Fraternidad". Esta última fórmula equivocadamente, elimina a la Justicia y pone en primer término a la Igualdad, presentándola como un anhelo del odio, del rencoroso deseo de nivelar a los ricos y pobres, culto e incultos, buenos y malos. Respecto a la fraternidad, se la considera un ideal utópico e ingenuo, dado que no pueden ser hermanos todos los hombres. A los hermanos, lo hace la familia.

La fórmula recomendada dice, debe ser católica e hispanoamericana como que es el pueblo, el verdadero soberano y fuente del poder que recibe inmediatamente de Diós. Se coloca en primer término a la Libertad, sin la cual no puede haber justicia ni igualdad. Luego, a la Justicia, que hace posible y frena la libertad, y, por último, la Igualdad, como consecuencia de la libertad y de la justicia. Estos valores son reconocidos como base necesaria para vivir en democracia, ejerciendo derechos y cumpliendo con los deberes.

No menos importante ubicación le otorga al derecho electoral, dado que éste, lleva a los puestos públicos, a hombres que representan realmente a las mayorías, siguiendo las inspiraciones del pueblo al dirigir su destino.

Por último, insta a defender la libertad civil y política en todas sus tendencias progresistas, como también, a sostener la libertad de conciencia, la moral, la virtud y la religión como condiciones necesarias para alcanzar la brillante conquista de la democracia, para que los que nos dirijan, sean elegidos por el pueblo y no por los círculos pequeños que realizan sus ambiciones bastardas por la intriga y el maquiavelismo.

Miércoles, 04 de Julio de 2007 16:30 Luis María Mariano #. Doctrina Radical Hay 2 comentarios.

Manuel Belgrano (1770-1820)

20070713204806-manuel-belgrano.jpg

Abogado y político argentino, prohombre de la historia independentista argentina. Nació el 3 de junio de 1770, en Buenos Aires. Se graduó de abogado en España. Fue secretario del Consulado de Buenos Aires institución desde la que fomentó la generalización de la enseñanza y las reformas económicas propendiendo a materializar ideas para el desarrollo de la región. Fomentó la agricultura y del comercio, la introducción de nuevas industrias, la construcción de nuevos caminos y el remozamiento de los antiguos, la mejora de las condiciones para la navegación y el establecimiento de escuelas. Políticamente pensaba que se debía independizar del gobierno español y abrazó esa causa. Intervino en el cabildo abierto de 1810 y ocupo un cargo como vocal de la Junta. En marzo de 1816 influyó entre otra cuestiones que el Congreso de Tucumán declarara la independencia y la aprobación de la bandera nacional. Enfermo y en una extrema pobreza, falleció el 20 de junio de 1820 en Buenos Aires.

De su pensamiento rescatamos:

Un maestro debe inspirar en sus alumnos "amor a la virtud y a las ciencias, horror al vicio, inclinación al trabajo, desapego al interés, desprecio de todo lo que diga profusión y lujo en el comer, vestir y demás necesidades de la vida, y un espíritu nacional."

Viernes, 13 de Julio de 2007 16:50 Luis María Mariano #. Aprendiendo de la Historia No hay comentarios. Comentar.

Jorge Luis Borges (1899-1986)

20070718213553-borges.jpg

Nació el 24 de agosto de 1899 en Buenos Aires. Escritor argentino consagrado por sus poemas y cuentos vanguardistas como una figura de la literatura latinoamericana y universal. Fué presidente de la Sociedad Argentina de Escritores. Miembro de la Academia Argentina de Letras, director de la Biblioteca Nacional y profesor de literatura inglesa en la Universidad de Buenos Aires. En 1956 recibió el Premio Nacional de Literatura. Compartió el Premio Formentor con Samuel Beckett y el Cervantes, con Gerardo Diego. La obra literaria de Borges se divide en tres vertientes, el ensayo filosófico y literario, la poesía y el cuento combinando la prosa con el verso. Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986.

de su producción literaria extraemos:

CARTA A UN AMIGO

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores, pero puedo escucharte y buscarlas junto a ti. No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro. Pero cuando me necesites, estaré allí.

No puedo evitar que tropieces. Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas. Tus alegrías, tu triunfo y tus éxitos no son míos. Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida. Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides. No puedo impedir que te alejes de mí. Pero si puedo desearte lo mejor y esperar a que vuelvas.

No puedo trazarte límites dentro de los cuales debas actuar, pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer. No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parte el corazón, pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quién eres ni quién deberías ser. Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo. En estos días ore por ti... En estos días me puse a recordar a mis amistades más preciosas.

Soy una persona feliz: tengo más amigos de lo que imaginaba. Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran. Es lo que siento por todos ellos. Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al verme.

Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y cuando hablamos, sea en la alegría o sea en la serenidad, en estos días pensé en mis amigos y amigas y, entre ellos, apareciste tú.

No estabas arriba, ni abajo ni en medio. No encabezabas ni concluías la lista. No eras el número uno ni el número final.

Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que transmitías y con la cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida.

Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista. Basta que me quieras como amigo. Entonces entendí que realmente somos amigos.

Hice lo que todo amigo: Ore ... y le agradecí a Dios que me haya dado la oportunidad de tener un amigo como tú. Era una oración de gratitud: Tú has dado valor a mi vida...

Miércoles, 18 de Julio de 2007 17:38 Luis María Mariano #. Humanidades Hay 11 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris