Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2008.

El centro descentrado

20080104012317-tiro-al-blanco.jpg

Nuestra ciudad posee un concepto urbanístico definido en que los edificios públicos, religiosos, financieros, judiciales, de salud pública, etc. que los habitantes frecuentan por el propio desenvolvimiento social, económico y administrativo, se sitúen en el centro de la ciudad y en un radio de pocas cuadras de la Plaza Principal.

Dentro de este concepto, apreciamos al propio municipio, la iglesia, los bancos, la biblioteca, los cines, los clubes, los centros de salud, la justicia, etc. que, gracias a estar ubicados en el "centro", resulta equidistante para toda la gente de Chivilcoy, se domicilie donde sea.

Días pasados, se anunció el ingreso de una suma importante de dinero al municipio, proveniente de la gobernación bonaerense y cuyo destino es el construir un nuevo centro cívico.

Sin consulta al criterio de los ciudadanos ni al amparo de acreditados estudios urbanísticos, se decidió que el nuevo centro cívico, se construya en la actual sede del corralón municipal, desplazando de ese modo, la actividad burocrática de la ciudad, en mas de un kilómetro para aquellos que se encuentran domiciliados en los otros sectores de la ciudad.

Justificaron la medida de "descentrar el centro", en los beneficios que el descongestionamiento, normalizaría el tránsito de la ciudad. La biblia junto al calefón.

Que el tránsito sea caótico, obedece a que se carece de una política municipal formativa en el conducir y de respeto al semejante, ocupada por otra, esencialmente represiva.

Pero si algo notoriamente, ha alterado -entre otros factores- el tránsito en el centro de la ciudad, ha sido el funcionamiento del Bingo. De preocuparse políticamente por la problemática como lo refieren las autoridades municipales y de compartir el criterio públicamente sustentado, en ejercicio de su poder, se debería interceder para que el mismo "centro de juego", sea desplazado a un sitio bién alejado del centro, a fin de mejorar la fluidez del tránsito que, como se encuentra ubicado estratégicamente equidistante, le facilita el acceso a la gente, provenga de donde sea.

Jueves, 03 de Enero de 2008 21:24 Luis María Mariano #. Política Local Hay 3 comentarios.

Publicado 13/01/2008 en Suplemento

20080113201919-ensenando.jpg

Crisis de participación

La renuncia a las obligaciones propias dentro de los órganos deliberativos, al delegar facultades (superpoderes), a los que obstentan los cargos ejecutivos con la finalidad que dispongan, sobre materias que no son de su incumbencia constitucional, coloca entre otros factores, en crisis a todo el sistema democrático, debilitándolo en su fundamento.

Si bién es recurrente esta práctica, no significa que la misma, sea válida en términos de democracia. Todo lo contrario. Para que exista democracia, es necesario que existan sujetos democráticos.

Por otro lado, para propender a una sociedad democrática y racional en su decisiones, es necesario que se difundan por los canales naturales y constitucionales (partidos políticos), todas las actividades públicas con el cometido que la ciudadanía en su conjunto, tenga acceso pleno y directo a la información de las actividades del Estado, como formadora de ideas.

Dado que la información llega a la gente transmitida y tamizada por los medios masivos de información, que le colocan su impronta, deja sin posibilidades racionales y democráticas de participar a todos aquellos que poseen inquietudes políticas, debilitando de ese modo, el concepto puro de los hechos, indispensable como constructor de ideas.

El fortalecimiento del sistema democrático, depende de estimular la participación política que es la militancia en los partidos políticos. Dentro de éstos, se debe estudiar como discutir los problemas políticos, institucionales, legislativos, etc., como así también, ocuparse de la difusión de los principios y programas políticos y no solo como adherentes a candidaturas.

Políticos que no cumplen con su rol de demócratas, partidos políticos que no se comportan democráticamente, han redundado directamente en el opacamiento y aplastamiento intelectual del conjunto, generando indiferencia y apatía social.

Sociedades como ésta, con un alto índice de anafalbetismo, con un déficit en la información pública y en la difusión de ideas, produce un retraimiento social que inclina al ciudadano a favorecer a aquellos que prometen la realización de obras concretas, sin meditar en sus costos o beneficios, restándole a su voto un valor transformador y relegando a un segundo plano, a aquellos que proponen el camino de las ideas como prerrequisito para la realización de obras.

Domingo, 13 de Enero de 2008 16:21 Luis María Mariano #. Doctrina Política No hay comentarios. Comentar.

Entre macanas y energía

20080115191732-lamparita.jpg

 Durante el gobierno de Menem, el justicialismo tuvo el triste privilegio de realizar lo que ni siquiera las dictaduras militares se animaron a hacer, que fue el privatizar o mejor dicho "pagar" para entregar, empresas estratégicas del Estado. Tuvieron ese lamentable destino entre otras, las generadoras de energía.

Discursivamente el kirchnerismo, imprimió una fuerte crítica retórica hacia aquel gobierno, como que fue pernicioso para el país. Pero, aún no se han atrevido o no han querido, cambiar el modelo energético neoliberal privatizador y desregulador implantado en los años 90. Tal es así, que no ha sido modificado siquiera, en su estructura normativa.

Tanto la privatización como la desnacionalización de otrora empresas del Estado, implicó que el proceso de decisión de nuevas inversiones no se realice ni en la Argentina, ni dentro del Estado, dado que se encuentra en otra órbita, que es la privada y extranjera.

La crisis energética, a pesar de la falta de reconocimiento sincero de los actuales gobernantes, hace mucho que está instalada en el país y comprobable en los inviernos y veranos en que se manifiesta con toda crudeza.

Adelantar la hora o repartir varios millones de lamparitas chinas, no significará que nuestro país solucione sus déficit en materia energética, ni menos, que se encamine a dar respuesta apropiada a sus carencias en infraestructura o diversificación de la matriz energética.

La actual situación, es producto de una crisis de desinversión integral que comprende a todas las áreas que componen los subsectores hidrocarburífero y eléctrico.

La postura de los actuales gobernantes, que renegando discursivamente de sus padres políticos a los que ayudaron destacadamente en aquellos tiempos, no han al menos, puesto en funcionamiento a los entes reguladores de las privatizadas como refuerzo y acción de su discurso, llevando a concluir que la retórica, es la máscara de un encubribiento y complicidad de políticas.

Para peor, nos trasladan la culpa de su histórica impericia política, haciéndonos creer que debemos ahorrar domiciliariamente energía como contribución a paliar la crisis, cuando la energía eléctrica que consumimos, es provista por empresas privadas monopólicas y a un alto precio, producto del aprovechamiento de una clientela cautiva.

Martes, 15 de Enero de 2008 15:20 Luis María Mariano #. Política Nacional Hay 4 comentarios.

Raúl Ricardo Alfonsín (1927- )

20080121221408-raul-ricardo-alfonsin.jpg

Nació en Chascomús (provincia de Buenos Aires). Abogado, político y presidente de la Nación Argentina desde 1983 a 1989. Fué el primero elegido democráticamente después que cayera el último gobierno ditactorial militar que comenzara en1976.

Estudió en el Liceo Militar General San Martín y se recibió de abogado en 1950 en la Universidad Nacional de La Plata. Fue elegido diputado nacional en 1963 y 1973. Trabajó dentro de la U.C.R. para acercarla a la socialdemocracia internacional. Ante la conculcación de los derechos humanos que realizó la dictadura militar argentina, Alfonsín defendió como abogado a perseguidos políticos y fue para ese tiempo, cofundador de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos desde la que participó activamente en los reclamos por los desaparecidos.

Intelectual y doctrinario de la política como ciencia, escribió: "La cuestión argentina"; "Ahora mi propuesta política"; "Que es el radicalismo"; "El poder de la democracia"; "Alfonsín responde"; "Democracia y consenso"; "Memoria política" y "Fundamentos de la República Democrática - Curso de Teoría del Estado".

Como presidente argentino implementó el Plan Nacional de Alfabetización (premiado por la Unesco y el Plan Alimentario Nacional, cuyo modelo fue puesto en práctica en varios países de América Latina.

De su basto conocimiento recatamos:

Para la existencia de la participación política, es necesario que se manifieste permanentemente una amplia difusión de los asuntos públicos, que la ciudadanía tenga acceso a una información fluida y que la instrucción represente una condición generalizada. En las sociedades donde existen un alto porcentaje de anafalbetismo, es muy dudoso que la participación política alcance una verdadera significación. En los tiempos que vivimos, la política necesita de dirigentes que procuren apelar permanentemente a racionalidad de la sociedad, haciéndolo con el coraje necesario para no arredarse ante el poder económico o el de los medio masivos de difusión, y con la humildad suficiente como para ejercer su función a través de la docencia, la explicación, el análisis y la autocrítica.

Lunes, 21 de Enero de 2008 18:15 Luis María Mariano #. Doctrina Radical No hay comentarios. Comentar.

Ideas, ausente.

20080124195440-idea.jpg

Hace un tiempo atrás, parafraseábamos a quién afirmó, "que las grandes mentes, discuten ideas, las mentes normales, hechos y las mentes pequeñas, personas."

Recurrentemente en este último tiempo vemos a dirigentes políticos que solamente en sus presentaciones públicas discuten a personas, tanto exaltándolas o desmereciéndolas, pero no discuten ideas.

Las disputas personales, entre el oficialismo y la oposición de nuestra ciudad no por novedosas, cubren las páginas de los diarios locales para desmedro de la democracia. Unos, obrando como su preparación lo ha determinado y otros, esquivo a los hechos afirmados. Pero ambos, sin preocupación por el rol que deben cumplir políticamente que no es otro que la permanente entrega de ideas para la convivencia en democracia.

La democracia se nutre del libre juego entre la discusión de ideas y del mejoramiento de las mismas, como también de la presentación de propuestas y acciones de control, de los que comparten el poder. Pero no de personas que ventilan cuestiones de índole personal, las cuales, se deben resolver en otro ámbito.

La crisis dirigencial, proviene de una deficitaria formación política la que provoca una insuficiente creación de ideas como cause natural del desenvolvimiento humano para su mejor desarrollo.

La discusión permanente de ideas, fortalece a la democracia como que a su vez disipa el comportamiento individualista que privilegia lo personal.

Discutir constantemente la problemática política del conjunto como desenvolvimiento natural de la democracia, fortalece al hombre común y lo lleva a creer en la actividad política como fenómeno que mejorará su situación personal.

Jueves, 24 de Enero de 2008 15:57 Luis María Mariano #. Política Local Hay 3 comentarios.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris