Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2009.

Publicado en La Campaña el 30-10-2009

20091102213435-marianoi0001-300x199.jpg

Mariano cuestiona la idea de sancionar a los padres por faltas de los hijos.

“El Estado busca la solución trasladando su responsabilidad en los padres”, sintetiza el doctor Luis Mariano, al expresar su crítica al proyecto de sancionar a los padres por faltas que pueden cometer los hijos menores de 18 años de edad, que estudia el Concejo Deliberante. Asimismo remarcó que la solución no pasa por sancionar, sino por educar.
Mariano, ex concejal, y dirigente del radicalismo, es abogado, fue Diputado Constituyente, y fue consultado por Radio del Centro sobre el anteproyecto que analiza el Cuerpo Deliberativo, por iniciativa del Departamento Ejecutivo Municipal.
El oficialismo evalúa sancionar a los padres cuando los hijos menores sean hallados en la vía pública en estado de ebriedad o cometiendo desmanes.
Al respecto Mariano aclara que “no sabemos si realmente está en estudio, o van haciendo un globo de ensayo, una práctica a la que los dirigentes peronistas nos tienen acostumbrados. Suelen instalar en la comunidad los temas, diciendo que lo están estudiando, y miden cómo lo recepciona la sociedad. La realidad es que no se atreven a hacerlo directamente, y van observando cómo lo recibe la gente”.
Mariano dice que en realidad no cree que esté en estudio. “Detrás veo la intencionalidad de instalar el tema”.
Con respecto al punto de debate, indicó: “No se puede sancionar a los padres, partiendo de un vínculo filial, de padre a hijo, que está sumamente deteriorado. En algunos casos esa relación está descontrolada. Hay menores que no hacen caso a sus padres, y en algunos casos ni siquiera viven con la familia”.
“Lo que vemos es que el Estado, ante los desórdenes que ocurren en la calle, busca la solución trasladando la propia responsabilidad que tiene, a los padres”.
“Quieren sancionar a los padres tratando de generar un vínculo educativo o formativo, cuando sabemos que la institución familiar está bastante deteriorada”.
Acotó que “no son muchas las familias que están constituidas por padre, madre e hijos, donde puede haber un control directo sobre los menores”.
Preguntado si desde el punto de vista legal la ordenanza en estudio se contrapone con otras normas, respondió: “Se estaría creando una figura penal de menor entidad, pero que en definitiva sería una figura del Derecho Penal”.
“Dentro del derecho no existe la idea de hacer responsable a una persona por el delito cometido por otra. Esto ocurría en el Derecho Romano donde las faltas cometidas por los hijos repercutían directamente en los padres, que las solucionaban ofrendando con otra persona. Esto, con el paso del tiempo, fue dejado de lado”, indicó.
Consultado cuál puede ser la alternativa, opinó que “acá hay una crisis de valores, y el Estado hace caso omiso a esta crisis, a fin de reconstituirla”.
“Hoy la situación pasa por otro lado. No pasa por generar sanciones, sino por la formación y educación. Pasa por formar en cómo deben desenvolverse las personas en la sociedad”.

Lunes, 02 de Noviembre de 2009 17:34 Luis María Mariano #. Política Local No hay comentarios. Comentar.

Demonios

20091113193953-demonios.jpg

Lo que a continuación escribo, puede ser considerado como políticamente incorrecto. Pero bueno es, expresar lo que se piensa con otra mirada respecto a la interpretación de hechos pasados y sin mandato de superiores a los que se debe tributar.

La Teoría de los dos Demonios, supone que en tiempo anterior al año 1976 y luego durante la última dictadura militar, se dio un contexto de violencia generado por dos extremos (demonios), la guerrilla por un lado y las Fuerzas Armadas por el otro. Va de suyo, que la población civil no formó parte de ninguno de estos grupos y sin embargo, resultó ser la víctima de los enfrentamientos que perdura hasta la actualidad.
Pienso que peca por simplista esta tesis política, pero no hay que desconocer que les fue útil tanto a los militares, a los ideólogos de derecha y también a los formadores de opinión, para justificar el accionar de la dictadura militar argentina.
Los soldados, no eligieron la causa por las cuales actuaban y sin embargo estuvieron ahí, a las órdenes de un superior jerárquico que la determinó y que sabía de los intereses inconfesables que defendía.
La dirigencia política peronista que gobernó hasta el 23 de marzo de 1976, estaba en conocimiento pleno de los brotes de violencia que les quemaban las pestañas y sin embargo, tomó partido por uno de los demonios. A pesar de su origen democrático, ese gobierno, nunca pensó republicanamente en encausar el país dentro de los mecanismos naturales de la justicia, solo atinó a facultar a las fuerzas armadas hasta que las mismas, obtuvieran el aniquilamiento de la guerrilla subversiva.
Por el otro lado y también peronistas asociados a otros sectores de la izquierda argentina, se armaron hasta los dientes para salvar a la patria de la derecha que gobernaba. Constituyeron otro demonio. El teatro de operaciones por supuesto fue el territorio argentino y en el escenario, se exhibieron los cadáveres de muchos inocentes.
Pero no estaríamos diciendo toda la verdad, si no reconociéramos que hubieron otros demonios que no por silenciosos y esperando que el tiempo borre todo, colaboraron para que las fuerzas armadas tomaran el poder. La plana mayor del sindicalismo argentino que estructural e históricamente respondió al peronismo, fue uno de ellos. Se encontraba para ese entonces, medularmente armada y no tuvo reparos en pactar con los altos mandos del ejercito, para derrocar a un endeble gobierno de su mismo tinte político. También participó la Sociedad Rural Argentina, la Federación Agraria Argentina entre otros sectores que abiertamente ayudaron a los militares para que cumplan con sus designios. Recuperada la democracia y que en la Argentina se hizo justicia respecto a esa luctuosa etapa de violencia, fue también un gobierno peronista el que indultó a los genocidas.
Bienvenido el homenaje a los soldados. Homenaje que debe asimilarse a los que se le hacen a los trabajadores periódicamente claro que, con prescindencia de la conducta de muchos dirigentes gremiales y de dirigentes políticos peronistas, que omiten en sus palabras, la oscura historia antidemocrática que poseen.

No hay que confundir justicia con venganza y de una vez por todas, caminemos juntos hacia la reconciliación definitiva de los argentinos, con un sentido de ubicación y con actitud enaltecedora de la libertad, la igualdad y la justicia, basado en la verdad y la ética social.

 

Viernes, 13 de Noviembre de 2009 15:43 Luis María Mariano #. Política Local No hay comentarios. Comentar.


Publicado en La Razón de Chivilcoy el 17/11/2009

20091117181507-171109marianolr.jpg

’En el radicalismo la democracia brilla por su ausencia’

Lo dijo un convencional constituyente partidario

El ex concejal Luis María Mariano, al hablar ayer con nuestros periodistas, sobre el proceso electoral en la Unión Cívica Radical, dijo continúa trabajando con su sector interno, reuniéndose periódicamente y sin descartar presentarse como candidato a la presidencia del Comité local, aunque eso ’lo decidiremos entre todos los que integramos la línea interna’. Sobre los distintos cambios de fechas para la realización de esos comicios internos, dijo que en la UCR se ’está en una instancia muy deliberativa y lo que uno espera es que el partido a nivel nacional se ordene, se organice, se institucionalice y que tenga esa previsibilidad que tenía antes con respecto al afiliado, a los tiempos y a todas las cosas importantes de un partido político’. En los últimos días se han alzado diversas voces contra las actuales autoridades partidarias locales, diciendo que arreglaron el comité, lo pusieron muy lindo, pero que es un partido político sin política... Yo veo una gran similitud con el gobierno justicialista de Chivilcoy, que también, por lo único que se preocupó es por decorar, por hacer obras, poner cemento, pero realmente, la democracia, brilla por su ausencia y, en el radicalismo está pasando lo mismo. En nuestro partido faltan propuestas, críticas necesarias, pero no la crítica individual, de una sola persona, sino documentada, que el partido radical diga lo que está bien y lo que está mal. Qué se debe hacer en los temas más importantes para la comunidad, pero sin embargo, nada se dice. Hay un sinnúmero de cuestionamientos que habría que formular, pero hoy el partido radical está ausente, mantiene silencio. Por ejemplo, nada ha dicho sobre el tránsito que es un problema muy grave y cada día está peor. Otro cuestionamiento que se ha escuchado de afiliados partidarios, es que luego de un año de pedir audiencia con el intendente, la dirigencia partidaria y los concejales electos fueron recibidos por el nuevo jefe comunal, pero nada se informó sobre lo conversado... Eso fue motivo de una nota (ver "Charlamos" 19/10/2009) que, para mí, constituye una actitud de desprecio hacia la opinión pública de no hacer conocer lo que deliberaron en ese momento. Hubiera sido importante conocer de qué hablaron con el intendente. Pero esto no lo hizo sólo mi partido, lo hicieron todos los partidos de la oposición. Lamentable. Dijeron que fue positiva para salir del paso, pero me da la sensación que escondieron el tenor más importante de la conversación.                                                      

Martes, 17 de Noviembre de 2009 14:15 Luis María Mariano #. En los medios periodísticos No hay comentarios. Comentar.

Publicado en La Campaña el 21/11/2009

20091123151216-20091102213435-marianoi0001-300x199.jpg

Luis Mariano cuestiona a la conducción del radicalismo, y valora el debate.

Luis Mariano, dirigente de la Unión Cívica Radical, cuestionó el funcionamiento del partido, y su posición fue tema de análisis en la última reunión del Comité. En una entrevista reiteró sus planteos, y dijo que por otro lado es bueno que se debatan estas cosas.

Mariano habló con Radio del Centro, y manifestó que ve en el radicalismo que no se hace política, sino que van detrás de los hechos comentando la política. “Son comentaristas”, indicó.

En la entrevista también respondió a quienes creen que los planteos los debería hacer en las reuniones del Comité, a las que no asiste.

-Sus dichos fueron objeto de cuestionamientos en el Comité, ¿que opina?

-Bienvenido sea.

-Hay quienes plantean que mal puede usted criticar al partido, cuando no participa de las reuniones…

-Hace muchos años que el radicalismo perdió la institucionalidad que tenía en otras épocas.

Promediando la década del ´90, el radicalismo perdió la previsibilidad para el afiliado, respecto del manejo normativo que ha tenido históricamente.

Eso hizo que las decisiones fueran tomadas por una cúpula que maneja el radicalismo, hasta nuestros días.

Esto, que parece un poco de historia, se sigue viendo en la actualidad.

Nosotros, desde hace muchos años, sostenemos que ésto no le hace bien a nadie, que no es democracia, y si en algún momento nos jactábamos de que realmente éramos un partido democrático, hoy esa democracia brilla por su ausencia.

Es más, hace muy poco tiempo la Convención determinó una decisión después que se habían realizado las elecciones internas

Pero más allá de esas cuestiones, vemos que el radicalismo no tiene vocación de poder. Va a la zaga de los acontecimientos.

El radicalismo se ha convertido en un partido de políticos que son comentaristas políticos, y no se anticipan en nada. Los temas trascendentales a nivel nacional, provincial y local, les pasan por arriba y los despeinan.

Me parece que esa no es la función que debe cumplir el partido.

-¿Por qué ésto no lo plantea en el partido, en las reuniones del Comité?

-Nuestro sector está representado en el partido, y que no vaya uno de los dirigentes, porque se llame Luis Mariano, no hace a la cuestión.

Nadie está cuestionando a personas. Lo que cuestionamos es la orientación política que hacen esas personas.

Que no vaya un dirigente a las reuniones no hace a la cuestión. De igual modo uno puede hacer una reflexión sobre lo que está pasando dentro del partido.

Si digo que los acontecimientos políticos no son anticipados por el radicalismo ni por sus dirigentes, es evidente que no están haciendo política, sino comentarios políticos.

En la ley política por excelencia que es la reforma del Código Electoral, el radicalismo no puede estar ausente. Sin embargo, cuando el kirchnerismo estaba debilitado convocó a hacer la reforma electoral, y el radicalismo estaba hablando de otras cosas, y no se avocó a estos temas centrales desde el punto de vista del funcionamiento institucional del país.

-¿Esto lo plantea su sector en las reuniones del Comité?

-Sí. Nosotros siempre hicimos público nuestro pensamiento, y agradezco que provoque una reacción. Es mejor para salir del letargo en que está el partido.

Debemos decir que es cierto lo que dice la actual conducción: que todos los días el partido está abierto, que se habla de política, aunque a mi criterio le falta un paso más.

Ojalá los demás partidos lo tuvieran. Hay muchos partidos a nivel local, y están a años luz del funcionamiento del radicalismo.

Lo que ocurre es que yo centro mi opinión en el partido que me interesa.                                                          

 

Lunes, 23 de Noviembre de 2009 11:12 Luis María Mariano #. En los medios periodísticos Hay 2 comentarios.

¿Qué es la unidad en la política?

20091127192045-ideas.jpg

Si escribiera en defensa propia, estaría faltando a una regla elemental de la política que es el referirse a las ideas como tales, desvinculadas de los hechos y de las personas. Pero, negativos comentarios me acercaron, después de las críticas realizadas al mal funcionamiento de la Unión Cívica Radical, refiriendo que los mismos, han sido formulados en un ámbito distinto al comité y que no contribuyen a la unidad.

A mi entender, dos conceptos que como resabio de autoritarismo, se presentan y giran en torno al ejercicio de la actividad política actual, tornándola mas contradictoria y vulnerable a la vez que, la colma de descrédito ante la opinión pública.

El primero, es el concebir la política partidaria, dentro de un esquema de uniformidad de criterios y metodologías a defender (aún personales), por todos los integrantes de un partido político, los que constreñidos por ese esquema, deben comportarse salvaguardando "la unidad" como valor máximo, a pesar que se obre en detrimento de la deliberación y compulsa democrática de ideas. La discrepancia, implica concretamente admitir una disputa entre correligionarios y defensa de intereses personales. 

El segundo, está referido al sitio en donde se exponen las ideas, que no debe ser otro, que los límites otorgados por la casa partidaria. Como que el debate, se debe dar en el ámbito del comité y no fuera, dándole entidad al dicho: "los trapos sucios se lavan en casa". Pero además existe una agravante, que es la de utilizar los medios periodísticos para difundir un pensamiento, determinando esa sola circunstancia, una mayor ofensa a aquellos paradigmas.

La historia reciente nos da el sustento de nuestra apreciación. La última dictadura militar con sus socios civiles, no admitía el discenso. Conocida es la suerte de aquellos que en esa época, confrontaron. Actualmente una gran similitud con lo afirmado, guarda el peronismo en el poder o funcionando como partido político, no admite discrepancias ni deliberación en sus filas. La obediencia subalterna es la regla y el no acatamiento de las directivas impartidas por los superiores, implica el exilio y la calificación de enemigo. De ahí que casi nunca van a elecciones internas para dirimir quienes son sus candidatos, sino que los excluidos, conforman otro partido.

Consagrar la unidad es defender como radicales y en todo lugar, la libertad, la justicia y la igualdad y no presentarnos en sociedad con la uniformidad, que solamente lo da la concepción autoritaria de la política. Cuando la gente no encuentra diferencia entre democracia y autoritarismo, es que el componente humano en ambos sistemas tiene igual comportamiento.

La unidad debe circunscribirse a las ideas que históricamente definen a la Unión Cívica Radical y no a los hombres que circunstancialmente ocupan cargos partidarios. Conceptualizar esta diferencia, nos llevará a relacionarnos entre pares, con soltura y sin reserva intelectual.

Por el contrario, la unidad entendida en liderazgos abocados a la sumatoria de hombres que no documentan su pensamiento ni mucho menos, lo institucionalizan con un debate previo a fin que puedan difundirse y ser compartido por todos, sean o no radicales, debe necesariamente ser rechazada.

El salirse por parte de algunos dirigentes de estas pautas no democráticas, es el desafío de la UCR para asegurar un futuro venturoso tendientes a conquistar el poder y brindar con nuestra ideología, una mejor calidad de vida a todos los ciudadanos. 

 

Viernes, 27 de Noviembre de 2009 15:21 Luis María Mariano #. Política Local No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris